miércoles, 21 de julio de 2010

Las Maravillas de nuestras 7 islas - Gran Canaria

El Roque Nublo en Gran Canaria

Saliendo del merendero con mesas y asadores, con dirección a Ayacata, a unos 3-4 Km. de él justo al empezar el descenso pronunciado de la carretera encontramos un pequeño puesto de venta de recuerdos, refrescos y similares y un pequeñísimo aparcamiento. Aquí empieza, en el margen derecho de la carretera el sendero empedrado que nos llevará al Roque Nublo. Es un Camino Real bastante corto, que discurre sobre losas de piedra los primeros metros. No hay ninguna complicación de desviaciones, ni pérdida posible pues el sendero pisado es perfectamente distinguible todo el camino, así como el gran monolito de piedra que es nuestro destino, el Roque Nublo.

El sendero empieza en el margen izquierdo de una loma y sigue prácticamente llano por unos cuatrocientos metros con zonas en las que el Sol castigará nuestras cabezas alternándolas con otras donde los pinos darán un leve sombra. Al terminar este tramo cambiamos de lado y caminamos ahora por el margen derecho de una loma que empieza a ser abrupta y rocosa con más cantidad de pinos que nos proporcionarán, ahora sí, una buena protección del intenso Sol que suele haber en estas islas. A partir de aquí la pendiente se hará algo más pronunciada pero sin ninguna complicación.

Transcurridos 25 minutos desde el comienzo, el sendero gira 90º a la derecha hacia un cresterío rocoso que nos deja en la explanada de acceso al Roque Nublo. Desde aquí ya podemos divisar perfectamente Tenerife y el Teide a nuestra izquierda llegando a nuestro destino a los 35 minutos de salir de la carretera. Las vistas desde este incomparable enclave son magníficas, Se puede ver el mar que rodea toda la isla y los distintos pueblo y ciudades que la componen. También se divisan los embalses construidos a los pies del Roque Nublo, en los valles, para abastecer de agua a sus habitantes.

Nos quedamos ½ hora para disfrutar de las vistas y comer un bocadillo, mientras tanto podemos apreciar que el roque está bien equipado con chapas para la escalada. Hay diversas vías llegando a 7b. Damos por concluida nuestra breve visita y descendemos por el mismo recorrido que subimos llegando rápidamente al vehículo. Todo el trayecto, incluido el descanso arriba, nos ha llevado 1 ½ h.

Después de aquí nos dirigimos al Oeste a visitar el centro de interpretación de Artenara desde donde tenemos unas buenas vistas del Roque Nublo (foto 8) y más tarde al pinar de Tamadaba y su barranco. No dejéis de visitarlo pues las vistas a la costa NW de la isla son impresionantes (foto 9). También podéis ver desde esta zona el ferry que sale del puerto de Agaete hacia Tenerife.

No hay comentarios:

Publicar un comentario