martes, 7 de septiembre de 2010

Como plantamos, cuidamos y vimos crecer nuestros claveles ( 1ª parte )

Hace tres meses quisimos plantar semillas de claveles en un parterre. Al principio parecía imposible que unas pocas semillitas tan pequeñas pudieran llegar a transformrse en un espléndido criadero de claveles de color rosa. Hicimos un pequeño surco en el parterre, esparcimos las semillas y las cubrimos de tierra con mucho cuidado. A continuación las cubrimos con un paño para proteger las delicadas semillas y empezamos a humedecerlo con agua cada día.

Transcurridos 3 días quitamos los paños y seguimos regando casi diariamente con mucho cuidado. Al cabo de 6 días empezamos a ver los primeros brotes, era el 6 de Junio. ¡Qué ilusión nos hizo ver que nuestros cuidados sobre esas semillitas empezaban a dar tímidos resultados!


Seguimos regando y cuidando aquellos verdes y pequeños brotes. A los 18 días se habían transformado en un pequeño pero frondoso plantío de incipientes tallos de claveles (24 de Junio)


Seguimos cuidando de esos pequeños tallos y 15 días más tarde ya tenían una coloración verde más fuerte y más bonita, a la vez que poco a poco iban creciendo, era el 9 de Julio.

 19 días más tarde (el 28 de Julio) los tallos se estaban expandiendo y ya casi llenaban todo el parterre.


Seguimos cuidando de nuestros claveles con muchos mimos y siguieron creciendo. Llegó agosto y el día 8, 11 días después y a pesar de las olas de calor, gracias a nuestros cuidados, los tallos ya tenían un tamaño considerable.

 Incluso empezaban a formarse los primeros pequeños capullos en el extremo de alguno de los tallos. Fue otra recompensa a nuestros cuidados.



--Canari@s entre todos lo podemos arreglar--

No hay comentarios:

Publicar un comentario